Como elegir un sujetador deportivo

Un buen sujetador deportivo puede reducir su movimiento en un 60%, lo cual es mucho. Ayuda a preservar las estructuras de soporte del seno. Para aquellos que no lo sepan, los senos están formados por músculo, si no por tejido blando y ligamentos de Cooper (una red de espirales elásticas que se construyen para rebotar hasta que la gravedad, la genética y los saltos los superan).

Cualquier estiramiento de este tejido blando o ligamento, permanece en el tiempo y va sumando más rebotes a lo largo de los años. Al cabo de los años, hace que los senos caigan.

La primera regla para elegir tu sujetador deportivo es definir para que deporte o uso lo vas a utilizar. Hay tres tipos de categoría:

En primer lugar, las prácticas de baja intensidad, como andar, el yoga, pilates o ir al gimnasio. En segundo lugar las prácticas de media intensidad, en las cuales incluiríamos tenis, paddle, bicicleta, esquí, etc. Y por último las actividades de alta intensidad, que corresponden a todas las actividades donde corras de forma continua o saltes.

Según el tipo de intensidad de tu actividad, deberás elegir un sujetador de alta sujeción media sujeción o baja sujeción.

También hay un segundo factor que interviene en la elección de un sujetador deportivo: El tamaño del pecho. No se recomienda utilizar sujetadores de baja sujeción si tu pecho es superior a una talla 95B, ya que los tejidos mamarios y la piel que lo sujeta se dañan con el rebote.

A continuación te dejamos 2 enlaces uno para cada tipo de sujetador:

Escoger sujetador deportivo